• es
Contactar

Las personas mayores residentes en IMQ Igurco disfrutan de un verano lleno de vida y actividades

post featured image

Sin duda, el mes de agosto ha sido uno de los más secos de los últimos años. Si bien el calor se ha llegado a notar de lo lindo en algunos días, el tiempo soleado ha favorecido la realización y participación de las personas mayores que confían sus cuidados a los profesionales de IMQ Igurco en actividades lúdicas al aire libre.

Así, por ejemplo, con motivo de las fiestas de la Virgen del Carmen y Santanatxu el ayuntamiento de Amorebieta-Etxano realizó un año más el concurso de marmitako. El evento se produjo en diferentes zonas de la localidad y, cómo no, la residencia IMQ Igurco José M.ª Azkuna también participó. Las personas que viven en el centro se encargaron de las compras en los comercios del pueblo; después, todos se pusieron manos a la obra cortando las verduras, preparando el pescado, intercambiando recetas y vigilando que quedase en su punto. Juntos lograron un marmitako para chuparse los dedos.

El éxito culinario de las tradicionales patatas con bonito, les animó a organizar, a finales de agosto, otra comida festiva que, en esta ocasión, tuvo como plato principal la paella. Los mismos protagonistas de la reunión culinaria anterior se ocuparon de todo. Todo ello, en medio de un ambiente musical, bailongo y divertido.

En la misma residencia, Cristhian Hipamo, gerocultor del centro, invitó a profesionales y residentes con una actuación de mariachis con motivo de su reciente matrimonio. Los músicos interpretaron sus bonitas y evocadoras canciones en el jardín, donde los residentes pudieron deleitarse de la música acompañados de sus familiares y junto a los profesionales. ¡Qué detalle tan bonito!

Fueron varias las salidas que, desde varias residencias de IMQ Igurco, se hicieron a las playas de la costa vasca, como la, por ejemplo, Ereaga, en Getxo. El buen tiempo contribuyó al deleite que supone refrescarse en el agua del mar en verano. Un placer que no está vedado ni para las personas con movilidad reducida, gracias al dispositivo que, a este efecto, dispone cada año la Diputación Foral de Bizkaia.

Cada año, el Día de los Abuelos se celebra el 26 de julio. La efeméride coincide con Santa Ana y San Joaquín, los padres de la Virgen María, y por lo tanto, los abuelos de Jesús. A ellos se les considera patrones de todos los abuelos, aunque fue la ONG Mensajeros de la Paz quién promovió esta festividad. Desde la residencia IMQ Igurco Unbe no se dejó escapar esta oportunidad de homenajear a los muchos abuelos y abuelas que viven allí. Todo, endulzado con un rico corte de helado de varios sabores.

Las fiestas, de la Virgen del Carmen y la Aste Nagusia de Bilbao, como más representativas, también brindaron la oportunidad de pasarlo bien. Así, como es tradicional, desde la residencia IMQ Igurco Bilbozar se acudió al parque de Doña Casilda, para escuchar y cantar las tradicionales bilbainadas, siendo partícipes, como no puede ser de otra forma, de una fiesta que une a todos los bilbaínos. También hubo tiempo para otras gratificantes actividades en la Semana Grande, que ponen de manifiesto que las personas mayores de la Villa son parte activa de las celebraciones.

Pero al margen del bullicio festivo, las personas mayores de esta residencia también tuvieron tiempo para disfrutar de placeres más relajados y silenciosos, como es la lectura al aire libre. Así, disfrutaron de la lectura en grupo en dos de las bibliotecas de verano municipales, primero, en la ubicada en la plaza de Rekalde y, posteriormente, en los jardines de Gernika, en el barrio de Miribilla.

Sin duda, un verano con tiempo y actividades para pasarlo bien.