• es
Contactar

El uso de las nuevas tecnologías puede prolongar el tiempo de permanencia de las personas mayores en su domicilio

post featured image
  • La prevención, detección y tratamiento tempranos de los principales síndromes geriátricos mediante el uso de herramientas tecnológicas y la aplicación de planes de cuidados en el hogar profesionalizados redunda en una mejor salud y calidad de vida de las personas mayores y de sus cuidadores y cuidadoras.
  • Dra. Naiara Fernández: «A pesar de la contribución de las personas de edad a la vida económica, social y cultural, como sujetos activos, continúan expuestas a la discriminación por motivo de su madurez, pudiendo tener como resultado una peor salud física y mental, un mayor aislamiento social y percepción de soledad, inseguridad financiera y, en definitiva, una menor calidad de vida».

En Euskadi, donde según datos del Eustat (2021), un 22,5% de la población es mayor de 65 años —concretamente, 494.364 personas, siendo Bizkaia el territorio histórico más envejecido—, «es una realidad que la mayoría de las personas de edad en situación de dependencia quieren permanecer en su domicilio. Sin embargo, la existencia de síndromes geriátricos como úlceras por presión, desnutrición, caídas de repetición, delirium y otros, o la aparición de síntomas psicológicos y conductuales en casos de demencia, puede poner en riesgo este deseo, así como la salud física y mental de la  persona cuidadora principal, debiendo tomar la decisión de ingreso en una residencia», pone de relieve la Dra. Naiara Fernández, directora Asistencial del grupo sociosanitario vasco, IMQ Igurco.

Con el objetivo de «prolongar el tiempo de permanencia en el domicilio de una persona mayor dependiente, y cuidar a su cuidador o cuidadora», IMQ Igurco ha desarrollado una herramienta tecnológica que permite realizar, a través de la respuesta a varias preguntas, «una aproximación diagnóstica a la situación clínica, funcional, cognitiva y emocional de la persona en situación de dependencia; y medir la carga emocional de su persona cuidadora; con la puesta en marcha de programas de intervención desarrollados por profesionales y adaptados a las necesidades identificadas y fundamentados en el conocimiento de los profesionales de IMQ Igurco y de la evidencia científica internacional», destaca la especialista en Geriatría.

«Tenemos como objetivo poner a la persona en el centro de la atención, más allá de una perspectiva de abordaje de déficits (clínicos, funcionales, cognitivos), explorando sus necesidades desde una perspectiva biopsicosocial y sus preferencias con respecto a cómo quiere recibir los cuidados, también en el entorno domiciliario», añade.

Asimismo, esta plataforma permite «cuidar a las personas cuidadoras, de las que un 89% son mujeres, un dato que pone de relieve su contribución económica, social y cultural a una sociedad que vive a un ritmo a veces excesivo para pararse a valorar la extraordinaria importancia de su labor».

Contra la discriminación por razones de edad

En el marco del 1 de octubre, designado por las Naciones Unidas como Día Internacional de las Personas de Edad, la experta de IMQ Igurco señala igualmente que «a pesar de la contribución de las personas de edad a la vida económica, social y cultural, como sujetos activos, continúan expuestas a la discriminación por motivo de su madurez, pudiendo tener como resultado una peor salud física y mental (limitación para acceso a diagnósticos y tratamientos médicos), un mayor aislamiento social y percepción de soledad, inseguridad financiera y, en definitiva, una menor calidad de vida».

El tema de este año 2022 para el Día Internacional de las Personas Mayores es ‘La resiliencia de las personas mayores en un mundo cambiante’, lema que engloba igualmente a la contribución de las mujeres mayores.

Según destaca la Dra. Naiara Fernández, «en las mujeres se añade, además de las desigualdades por razón de la edad, la discriminación por motivo de género acumulada a lo largo de su vida, agravando aún más dichas desigualdades. Es necesario reconocer las aportaciones de las mujeres, promover la inclusión de sus voces y conocer sus necesidades y perspectivas para crear políticas que atiendan nuestros retos locales, nacionales y globales».

«IMQ Igurco se suma a este reconocimiento», continúa la experta de IMQ Igurco, «se suma a la escucha activa para la identificación de las necesidades de las personas de edad, de las personas dependientes que viven en nuestros centros y de las personas cuidadoras, en su mayoría, mujeres».

En 2050 se estima que la población mayor se habrá duplicado

Tal y como pone de manifiesto Naciones Unidas, la composición de la población mundial ha cambiado drásticamente en las últimas décadas. Entre 1950 y 2010, la esperanza de vida en todo el mundo aumentó de 46 a 68 años. A nivel mundial, había 703 millones de personas de 65 años o más en 2019.

Durante las próximas tres décadas, se estima que el número de personas mayores aumente a más del doble, llegando a más de 1.500 millones de personas en 2050. Todas las regiones verán un aumento en el tamaño de la población mayor entre 2019 y 2050.