• es
Contactar

Atención integral al final de la vida

post featured image

Dra. Edith Padilla
Médica
IMQ Igurco Orue

Cada año, el segundo sábado de octubre se celebra el Día Mundial de los Cuidados Paliativos. El tema de la campaña de este año es "Sanando corazones y comunidades". El objetivo de este día es concienciar y mostrar al mundo la importancia de los cuidados paliativos y por qué debemos asegurarnos de que todo el mundo tenga acceso a ellos.

La Organización Mundial de la Salud define los cuidados paliativos como un planteamiento que mejora la calidad de vida de los pacientes y sus allegados cuando afrontan problemas inherentes a una enfermedad potencialmente mortal. Previenen y alivian el sufrimiento a través de la identificación temprana, la evaluación y el tratamiento correctos del dolor y otros problemas, sean estos de orden físico, psicosocial o espiritual.

Los cuidados paliativos son una parte fundamental de los servicios de salud y un derecho humano esencial para todas las personas. Se trata de aliviar el dolor y sufrimiento en cualquier punto del diagnóstico de un paciente con una enfermedad limitante.

Cuando un paciente y su familia reciben atención paliativa, el objetivo es mejorar su calidad de vida, independientemente de su edad o estadio de la enfermedad.

Son un enfoque holístico destinado a optimizar la calidad de vida. La gente tiende a identificar los cuidados paliativos con personas que tienen una enfermedad terminal, pero esto es sólo parte de la historia.

Una amplia gama de enfermedades requiere cuidados paliativos. Éstos se realizan desde un enfoque integral y ejecutado desde un buen trabajo en equipo multidisciplinar para brindar apoyo a los pacientes y a quienes les proporcionan cuidados.

Comprenden un amplio conjunto de tratamientos, que van desde el suministro de fármacos para aliviar el dolor físico del paciente, hasta tratamiento psicológico para la persona enferma y su familia, pasando por los cuidados enfermeros, trabajo social y un conjunto de actividades que le permita disfrutar de la mejor manera sus últimos momentos en este mundo, dadas las circunstancias.

Son servicios de salud integrados y centrados en la persona prestando especial atención a las necesidades y preferencias del individuo.

Los cuidados paliativos no son una cuestión de edad pero las investigaciones muestran que las personas mayores tienen una probabilidad mayor de tener dolor no tratado, menor acceso a cuidados paliativos y más necesidades de información que las personas más jóvenes en muchos entornos. Precisamente por ello, las personas de edad avanzada tienen necesidades específicas de cuidados paliativos que incluyen temas como el manejo de la fragilidad, la discapacidad, la morbilidad múltiple, y la demencia.

Principios básicos de los cuidados paliativos:

  • Acceder a una etapa temprana de la enfermedad para que pueda vivir de la mejor manera, durante el mayor tiempo posible.
  • Atención integral que mejora la calidad de vida.
  • Compasión, amabilidad y respeto de los cuidadores y los trabajadores de salud.
  • Equipo que optimice su bienestar físico y promueva su independencia.
  • Apoyo psicológico y espiritual para vivir en ecuanimidad la enfermedad, basado en las necesidades y creencias personales.
  • Manejo óptimo del dolor.
  • Relación sostenida con los trabajadores de la salud.
  • Derecho a estar acompañado, no tener que enfrentar la enfermedad o el fin de la vida solo o en lugar inhóspito, desconocido e inoportuno.
  • Derecho a la dignidad, respeto de sus creencias o ausencia de ellas.
  • Los principios y valores deben guiar el proceso en la toma de decisiones.
  • Respetar la autonomía, incluso en la fragilidad de la enfermedad y el fin de la vida.
  • Seguir creciendo como persona a pesar de la enfermedad.
  • Ser capaz de elegir con qué y quién se siente cómodo en su equipo de cuidado, tener el control.

Ver pdf de la página aquí.